top of page

Cómo el seguro médico afecta tus impuestos


El seguro médico es una de las inversiones más importantes que puedes hacer para proteger tu salud y la de tu familia. Pero además de brindarte acceso a servicios de prevención, diagnóstico y tratamiento, el seguro médico también tiene un impacto en tus impuestos. En este artículo, te explicaremos cómo el seguro médico afecta tus impuestos, los beneficios fiscales de tener un seguro médico, los requisitos para calificar para el crédito tributario de prima, las consecuencias de no tener cobertura y cómo reportar tu seguro médico en tu declaración de impuestos.


El seguro médico es una de las inversiones más importantes que puedes hacer para proteger tu salud y la de tu familia. Pero además de brindarte acceso a servicios de prevención, diagnóstico y tratamiento, el seguro médico también tiene un impacto en tus impuestos. En este artículo, te explicaremos cómo el seguro médico afecta tus impuestos, los beneficios fiscales de tener un seguro médico, los requisitos para calificar para el crédito tributario de prima, las consecuencias de no tener cobertura y cómo reportar tu seguro médico en tu declaración de impuestos.

Los beneficios fiscales de tener un seguro médico

Tener un seguro médico puede traerte varios beneficios fiscales, dependiendo del tipo de plan que tengas y de tu situación financiera. Algunos de estos beneficios son:


Si tienes un plan de salud a través de tu empleador, las primas que pagas se deducen de tu salario antes de calcular tus impuestos, lo que reduce tu ingreso bruto ajustado y, por lo tanto, tu carga tributaria.

Si tienes un plan de salud individual que compraste en el mercado de seguros, puedes calificar para el crédito tributario de prima, que es un subsidio que te ayuda a pagar las primas de tu seguro. Este crédito se puede aplicar de forma anticipada a tu plan, lo que reduce el costo mensual de tu seguro, o se puede reclamar al momento de presentar tu declaración de impuestos, lo que aumenta tu reembolso o reduce tu saldo a pagar.

Si tienes un plan de salud con un deducible alto, puedes abrir una cuenta de ahorros para la salud (HSA, por sus siglas en inglés), que es una cuenta especial donde puedes depositar dinero para cubrir tus gastos médicos.


Los aportes que hagas a tu HSA son deducibles de tus impuestos, lo que reduce tu ingreso bruto ajustado. Además, los intereses que generes en tu HSA no están sujetos a impuestos, y los retiros que hagas para pagar gastos médicos calificados tampoco están sujetos a impuestos.

Si tus gastos médicos superan el 7.5% de tu ingreso bruto ajustado, puedes deducirlos de tus impuestos, siempre y cuando detalles tus deducciones en lugar de tomar la deducción estándar. Los gastos médicos que puedes deducir incluyen las primas de tu seguro médico, los copagos, los deducibles, los medicamentos recetados y otros gastos relacionados con tu salud.


Los requisitos para calificar para el crédito tributario de prima

El crédito tributario de prima es un beneficio que te ayuda a pagar las primas de tu seguro médico individual que compraste en el mercado de seguros. Para calificar para este crédito, debes cumplir con los siguientes requisitos:


No ser elegible para otro tipo de cobertura, como un plan de salud de tu empleador, Medicare, Medicaid o el Programa de Seguro Médico para Niños (CHIP, por sus siglas en inglés).

Tener un ingreso familiar entre el 100% y el 400% del nivel de pobreza federal, que para el año 2023 es entre $12,880 y $51,520 para una persona, y entre $26,500 y $106,000 para una familia de cuatro personas.

Presentar una declaración de impuestos conjunta si estás casado.

Elegir un plan de salud de nivel plata en el mercado de seguros, que es el nivel que tiene una relación de costo-beneficio moderada.


El monto del crédito tributario de prima depende de tu ingreso, el costo de tu plan de salud y el costo del plan de referencia, que es el segundo plan más barato de nivel plata disponible en tu área. El crédito tributario de prima cubre la diferencia entre el costo de tu plan de salud y el porcentaje de tu ingreso que se considera asequible para pagar el plan de referencia. Por ejemplo, si tu ingreso es el 200% del nivel de pobreza federal, se considera que el 6.52% de tu ingreso es asequible para pagar el plan de referencia. Si el costo de tu plan de salud es de $400 al mes y el costo del plan de referencia es de $300 al mes, el crédito tributario de prima será de $100 al mes, que es la diferencia entre el costo de tu plan de salud y el 6.52% de tu ingreso.


Las consecuencias de no tener cobertura

Desde el año 2019, el gobierno federal ya no aplica una multa por no tener seguro médico. Sin embargo, algunos estados y el Distrito de Columbia sí tienen una multa estatal por no tener cobertura. Estos estados son California, Colorado, Massachusetts, Nueva Jersey, Rhode Island y Vermont. Si vives en uno de estos estados y no tienes seguro médico, debes pagar una multa al momento de presentar tu declaración de impuestos estatal, a menos que califiques para una exención. La multa varía según el estado, pero generalmente se basa en el ingreso o en el costo de un plan de salud básico.


Además de la multa estatal, no tener seguro médico puede tener otras consecuencias negativas para tu salud y tu economía. Sin seguro médico, es posible que no tengas acceso a servicios de prevención, diagnóstico y tratamiento, lo que puede afectar tu calidad de vida y aumentar el riesgo de sufrir enfermedades graves o complicaciones. Además, sin seguro médico, tendrás que pagar de tu bolsillo todos los gastos médicos que incurras, lo que puede generar deudas y dificultades financieras.


Cómo reportar tu seguro médico en tu declaración de impuestos

Dependiendo del tipo de seguro médico que tengas, debes reportarlo de diferente manera en tu declaración de impuestos. A continuación, te explicamos cómo hacerlo según tu caso:


Si tienes un plan de salud a través de tu empleador, tu empleador debe enviarte el formulario 1095-B o el formulario 1095-C, que indican el tipo y el período de cobertura que tuviste. No necesitas incluir estos formularios en tu declaración de impuestos, pero debes guardarlos para tu registro. Solo debes marcar la casilla que indica que tuviste cobertura durante todo el año en tu formulario 1040 o 1040-SR.

Si tienes un plan de salud individual que compraste en el mercado de seguros, el mercado de seguros debe enviarte el formulario 1095-A, que indica el tipo, el período y el costo de la cobertura que tuviste, así como el monto del crédito tributario de prima que recibiste o que puedes reclamar. Debes incluir este formulario en tu declaración de impuestos y completar el formulario 8962, que calcula el crédito tributario de prima final que te corresponde. Si recibiste más crédito del que te corresponde, debes devolver el exceso. Si recibiste menos crédito del que te corresponde, puedes reclamar el faltante.

Si tienes un plan de salud con un deducible alto y una cuenta de ahorros para la salud (HSA), debes reportar los aportes y los retiros que hiciste a tu HSA en tu declaración de impuestos. Para hacerlo, debes completar el formulario 8889, que calcula la deducción por los aportes a tu HSA y el impuesto por los retiros no calificados de tu HSA. Además, debes marcar la casilla que indica que tuviste cobertura durante todo el año en tu formulario 1040 o 1040-SR.


Si no tienes seguro médico y vives en un estado que tiene una multa por no tener cobertura, debes reportar tu falta de cobertura en tu declaración de impuestos estatal y pagar la multa correspondiente, a menos que califiques para una exención. Para hacerlo, debes seguir las instrucciones del formulario de impuestos estatal que te corresponda.


Conclusión

Como puedes ver, el seguro médico tiene un impacto en tus impuestos, tanto en el nivel federal como en el estatal. Por eso, es importante que conozcas los beneficios fiscales de tener un seguro médico, los requisitos para calificar para el crédito tributario de prima, las consecuencias de no tener cobertura y cómo reportar tu seguro médico en tu declaración de impuestos. De esta manera, podrás aprovechar al máximo tu seguro médico y cumplir con tus obligaciones tributarias.


Si necesitas ayuda con tu contabilidad o tus impuestos, puedes contar con BookkeeperPro, un servicio de contabilidad profesional, confiable y accesible que te ofrece soluciones a la medida de tus necesidades. Contáctanos hoy y descubre cómo podemos ayudarte.

7 visualizaciones0 comentarios

Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
bottom of page